Tengo movilidad en mis dientes, ¿qué está pasando?


Dra. Alexia Delgado

Tengo movilidad en mis dientes, ¿qué está pasando?

Para comenzar a responder esta pregunta es necesario conocer algunos elementos importantes.

Al aparato de sostén y soporte de los dientes se le conoce como periodonto, el cual está encargado de soportar las fuerzas de masticación y dar estabilidad a los dientes, constituido por encía, ligamento periodontal, cemento y hueso. Por ende, en caso de existir una afección de estabilidad y soporte de podemos deducir que alguno o todos estos elementos estarán involucrados y/o siendo afectados.

Pero, ¿por qué llegan a afectarse dichas estructuras?

Existen muchas causas en general que pueden dañar estas estructuras. Es primordial hacer un estudio para determinar eficazmente el factor que está originando la afectación, pero aquí te damos algunos datos para detectar signos, síntomas y prevenir sus consecuencias.

¿Por qué hay movilidad?

El tipo de movilidad dental más frecuente es aquél que se da por presencia de periodontitis. Pero, ¿qué es la periodontitis? Es la inflamación de los tejidos de soporte de nuestros dientes debido a falta de higiene bucal. Como bien sabemos, en la cavidad bucal existe una cantidad de bacterias que forman parte de nuestra flora bacteriana natural, la cual puede verse incrementada cuando existe una deficiencia en higiene, lo que conlleva a alterar no solo dicha flora, sino a causar complicaciones en las estructuras tanto de nuestros dientes como de nuestros tejidos de soporte, comenzando con caries e inflamación de encías (gingivitis), hasta avanzar a una periodontitis crónica.
Dicha periodontitis genera pérdida de hueso y retracción de encía como respuesta de nuestro cuerpo ante este incremento de bacterias, enfermedad que muchas veces provoca movilidad y en algunos casos pérdida de dientes.

Otro tipo de movilidad es ocasionado por contactos prematuros, es decir, ciertos puntos que interfieren con la oclusión al momento de cerrar o morder. Muchas veces se originan cuando hay un excedente de material en una restauración (resinas, incrustaciones, coronas, puentes) que impiden la oclusión como solíamos hacerlo, y que al momento de recaer toda la fuerza en ese punto de interferencia, ocasiona una inflamación del ligamento periodontal, es decir, de la estructura existente entre las raíces y el hueso/encía que las sostienen. Por lo tanto, evita que nuestros dientes encajen en el hueso, y al momento de recibir una fuerza tan grande genera inflamación y desestabilidad del diente.

Otros factores que pueden perjudicar a nuestro tejido de soporte son los traumatismos. El daño que muchas veces ocasiona un trauma en la boca, ya sea por actividad física, accidentes o agresiones, puede generar un trauma oclusal, en donde tanto el ligamento como el hueso se podrá ver afectado y como consecuencia generar algún tipo de movilidad dental.

Para poder determinar la causa de origen de cualquiera de estos padecimientos es importante acudir a tu cita dental, para que con ayuda de especialistas puedas recibir el mejor tratamiento y solucionar el problema de raíz.

Categorías: Salud bucal

Etiquetas: orthodent , odontología integral , movilidad dental , dentista , dentistas en querétaro , traumatismos dentales

Anterior Siguiente

Recibe noticias, promociones y lanzamiento de nuevos productos en tu correo.

Mándanos un whatsapp