Ortopedia maxilar para niños


Dr. Victor Manuel Lopez Morteo

Ortopedia maxilar para niños

La ortopedia de los maxilares es la especialidad médico-odontológica que se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento del crecimiento y desarrollo del sistema músculo esquelético de los maxilares de la cara, que consta de músculos, huesos, ligamentos y tendones.

La ortopedia preventiva y correctiva se encarga del diagnóstico y tratamiento oportuno de las enfermedades o discrepancias en el crecimiento de los maxilares.

Las principales alteraciones del crecimiento de los maxilares se presentan a edades tempranas son las laterognasia, que se presenta, como un crecimiento mayor o menor de un lado de la cara, principalmente de la mandíbula, debido en la mayoría de los casos a mordidas cruzadas (cuando el paciente muerde asimétricamente en sentido transversal).

Prognatismo mandibular

  • Prognatismo mandibular: relación esquelética clase III, que se define como un crecimiento mandibular mayor al del maxilar superior, superándolo en avance y longitud, dando como consecuencia una mordida cruzada anterior (los incisivos inferiores por delante de los superiores).
  • Retrognatismo mandibular: relación esquelética clase II, se describe como una falta de crecimiento o desarrollo mandibular, dando como resultado una discrepancia entre el maxilar superior, generalmente muy por delante de la mandíbula.

Estas alteraciones en el crecimiento son importantes ya que definen el futuro desarrollo del macizo cráneo facial, deben ser diagnosticadas a edad temprana e iniciar su corrección en cuanto el paciente tenga la capacidad en cooperación suficiente para usar la aparatología ortopédica disponible en las opciones de tratamiento del especialista.

¿Qué especialista debe ver a mi hijo?

El odontopediatra y el especialista en ortodoncia, tienen la preparación necesaria para iniciar el estudio correspondiente y un plan de tratamiento individualizado a cada caso.

Es importante mencionar que la máxima efectividad de la ortopedia maxilar y en general cualquier ortopedia, aplicada en el cuerpo humano, tiene su mayor efecto y resultado durante el crecimiento activo de los pequeños pacientes, ya que el sistema óseo y muscular ( huesos y músculos ) se encuentran en su actividad más importante y se consideran tejidos moldeables y de rápida respuesta hacia su corrección .

Para realizar un buen diagnóstico es indispensable la valoración clínica en primera instancia y los apoyos diagnósticos como estudios radiográficos, fotográficos y de modelos de estudio para realizar un trazado cefalométrico, que consiste en la medición exacta de las estructuras de la cara y cráneo , las cuales definen el plan de tratamiento a realizar .

Se considera que una edad óptima para el inicio de un tratamiento ortopédico, una vez que se ha identificado algún problema, como los descritos en este artículo, es aproximadamente a los 4 años de edad, ya que la madurez y la independencia que adquieren los niños a esta edad , nos permite la implementación y colocación de la aparatología ortopédica necesaria .

Es importante que estos tratamientos sean realizados por expertos en él área, con experiencia en la atención a niños, púbertos y adolescentes, con el fin específico de tener éxito en el tratamiento .

Cabe señalar que estas discrepancias, diferencias en el crecimiento o asimetrías faciales, pueden deberse a una condición genética, es decir, de herencia , pero también es cierto que las alteraciones se pueden ocasionar por factores ambientales como un hábito , función natural del cuerpo alterada , como la deglusion, respiración , masticación, traumatismos o enfermedades sistémicas crónicas.

Reiteramos que lo más importante en estos casos es la detección oportuna, que nos permita interceptar y corregir cualquier desarmonía facial.

Categorías: Odontopediatría

Etiquetas: odontólogo , odontopediatra , odontopediatría , odontología integral

Anterior Siguiente

Recibe noticias, promociones y lanzamiento de nuevos productos en tu correo.

Mándanos un whatsapp