Efectos del tabaco en los dientes


Dra. Jocelyn González Pineda

Efectos del tabaco en los dientes

Como sabemos, el hábito de fumar puede traer consigo un sin número de afecciones. Sin embargo, muchas veces no consideramos que no sólo daña nuestros pulmones, también tiene graves consecuencias con nuestra boca.

En Orthodent queremos enumerarte algunas consecuencias que el cigarro puede tener en tu salud bucal. Manchas, mal aliento y enfermedad de las encías son algunos de los problemas que produce el cigarrillo en fumadores.

  • Enfermedad de las encías
  • Coloración de los dientes
  • Caries profundas
  • Mal aliento
  • Afecciones en el paladar
  • Cáncer oral

El consumo de tabaco es un hábito dañino para la salud en general y también para la boca. Este es uno de los hábitos más extendidos en el mundo y por el que mueren más de 7 millones de personas al año, según la Organización Mundial de la Salud.

La nocividad de este hábito se debe a la gran cantidad de sustancias tóxicas que poseen los productos de tabaco.

¿Por qué daña tanto nuestros dientes?

Entre los componentes más dañinos de un cigarrillo encontramos los siguientes:

Nicotina. Esta la sustancia que acelera la adicción, ya que el cerebro se habitúa a recibir esta dosis para producir dopamina. También acelera el ritmo cardíaco y la presión arterial.

Amonio. Se encarga de cristalizar la nicotina y potencia su efecto.

Piridina. Es una sustancia que se produce a partir de la combustión de alquitrán y otros químicos. Tiene efectos neurológicos y contribuye a potenciar la adicción al cigarrillo.

Monóxido de carbono. Reduce la capacidad del organismo de transportar oxígeno a través de la sangre.

Alquitrán. Hablando de salud dental esta es el componente que produce las manchas en los dientes. También se acumula en los pulmones. Se utiliza el término para referirse a varias sustancias contenidas en el humo del cigarrillo.

Efectos del tabaco en los dientes

Mal Aliento

Hay daños que se pueden revertir, tales como las manchas. También se pueden tratar las caries que aparecen por este hábito. Pero hay problemas más serios como la pérdida del soporte óseo y el cáncer oral.

El cigarrillo también enmascara algunos problemas. Por ejemplo, las encías de un fumador pueden estar inflamadas, pero el sangrado se reduce por el mismo efecto del tabaco. Esto hace pensar a la persona que no ocurre nada, cuando en realidad está desarrollando la enfermedad de las encías y necesita un tratamiento de periodoncia.

Entre los efectos del tabaco en los dientes y la boca podemos mencionar mayor sequedad en las mucosas y menor aporte sanguíneo. Lo que da origen a varios problemas. Sin embargo, algunos se pueden revertir si la persona deja de fumar.

El mejor tratamiento para los problemas dentales producidos por el tabaco es dejar de fumar. Quienes tienen este hábito deben incrementar su higiene oral, así como visitar con mayor regularidad al dentista.

Enfermedad de las encías

La periodontitis o enfermedad de las encías es uno de los problemas más comunes en los fumadores. Al tener esta infección, la estructura ósea que sostiene los dientes se debilita, llegando a provocar la pérdida de las piezas dentales.

Esto ocurre debido a que disminuye el riego sanguíneo hacia los huesos y las encías. De manera que la capacidad de eliminar las bacterias que producen la placa dental y el sarro se ve afectada. En consecuencia, el fumador puede llegar a sufrir de una periodontitis crónica, que es muy común en personas con este hábito.

El avance de la enfermedad puede provocar que los huesos se debiliten al punto que no puedan sostener los dientes.

Uno de los síntomas más frecuentes de esta enfermedad es la inflamación y sangrado de las encías. Sin embargo, como mencionamos antes, el tabaco puede disminuir el sangrado, por lo que el paciente termina ignorando el problema.

Un fumador tiene más probabilidades de sufrir periodontitis crónica que un no fumador.

Dejar de fumar es la medida de prevención principal, junto con una higiene dental que incluya cepillado, seda dental y enjuague.

Manchas en los dientes

Al principio las manchas dan una tonalidad amarillenta a los dientes. Pero esta puede oscurecerse hasta llegar a ser marrón o negra.Las limpiezas dentales frecuentes ayudan a reducir este problema. Pero igual que en otros casos, si el hábito continúa las manchas en la dentadura se mantendrán.

Caries profundas

Los fumadores también son más propensos a la aparición de caries en los dientes. La razón para que esto ocurra es la disminución de la producción de saliva.La secreción salivar ayuda a controlar el pH de la boca, con lo que reduce el riesgo de infecciones. Al disminuir esta, el fumador pierde capacidad para neutralizar la placa y queda expuesto a posibles infecciones.

Mal Aliento (halitosis)

Los componentes de los cigarrillos, como la nicotina y el alquitrán, provocan el aliento particular de los fumadores. Este llega a ser muy desagradable y, sin embargo, puede que los fumadores no lo noten. Esto ocurre porque el tabaco afecta los sentidos y ellos mismos no son capaces de percibir el olor.

Afecciones en el paladar

Ya mencionamos que el tabaco provoca cambios de color en los dientes y en las mucosas. Pero también puede afectar el paladar. En este sentido, la principal afección es la aparición de tejido blanquecino acompañado de puntos rojos. Esto ocurre ante la disminución del flujo sanguíneo a la boca.

Cáncer oral

Una persona fumadora tiene cinco veces más riesgo de contraer cáncer oral que un no fumador. Si además de fumar, es consumidor de alcohol, las posibilidades de padecer esta enfermedad son aún mayores. La nicotina y el alquitrán son los principales cancerígenos presentes en los cigarrillos, más no son los únicos. También el monóxido de carbono y otros gases son capaces de producir esta enfermedad.

El cáncer oral se puede desarrollar en cualquier parte de la boca. En los labios, encías, debajo de la lengua, el paladar o las mejillas.

Algunos síntomas que pueden ser señales de cáncer son:

  • Aparición de úlceras en los labios o en el interior de la boca.
  • Dolor al tragar o en la boca.
  • Desarrollo de protuberancias en la cavidad bucal.
  • Al precáncer oral se le conoce como leucoplasia y también es frecuente en fumadores. Es posible revertir su efecto si la persona deja de fumar.


Si tienes alguna afección o síntomas de los que mencionamos en este post, no dudes en consultarnos para prevenir un problema más grave.

Categorías: Periodoncia

Etiquetas: salud bucal , enfermedades por fumar , problemas bucales por tabaco , problemas de salud

Anterior Siguiente

Recibe noticias, promociones y lanzamiento de nuevos productos en tu correo.

Mándanos un whatsapp