Cirugía Maxilofacial para corregir mordida


Cirugía Maxilofacial para corregir mordida

Existen diversos problemas dentales relacionados con malposición, falta de espacio, inclinación, entre muchos otros, los cuales se pueden manejar con tratamiento de ortopedia u ortodoncia. Sin embargo, existen otros que abarcan problemas óseos, los cuales tienden a manifestarse con asimetrías faciales, problemas de oclusión e incluso problemas en la articulación, estos últimos necesitan de un manejo multidisciplinario para corregirse y así brindarle al paciente una mejor calidad de vida.


¿Cómo detectar que el problema es óseo y no dental?


Es primordial realizar una serie de estudios enfocados a diagnosticar el problema que presenta cada paciente. Dichos estudios constan de radiografías periapicales, panorámica, lateral de cráneo, modelos de estudio y fotografías, las cuales son analizadas estrictamente por especialistas.

Posteriormente, mediante medidas específicas, se obtiene la información acerca de si el problema es únicamente en dientes o abarca mandíbula y/o maxila. En base a los resultados obtenidos se planifica el tratamiento.


¿Cómo se realiza una intervención ósea?


Como antes mencionamos, este procedimiento tiene que ser multidisciplinario, es decir, tanto el ortodoncista como el cirujano maxilofacial llevan el caso de la mano.

El especialista en ortodoncia se encargará de alinear los dientes en la posición ideal, mediante un tratamiento de aproximadamente 12-18 meses.

Finalizada esta etapa, el cirujano maxilofacial deberá realizar la intervención quirúrgica, la cual se hace bajo anestesia general y son indispensables dos días de hospitalización.

Durante la cirugía se necesita cortar maxila y/o mandíbula y reposicionarla con ayuda de tornillos y placas de titanio.


¿Y después de la cirugía?


El periodo de recuperación va de las 4 a 6 semanas, indicándose únicamente alimentación líquida para mantener la estabilización de los segmentos óseos.

Se llega a presentar inflamación en todo el rostro, moretones y ligero sangrado, pero después de este tiempo son evidentes los cambios respecto a la asimetría y problemas de oclusión.

Sin duda es un tratamiento que vale la pena realizar, ya que cambia radicalmente la vida de las personas que sufren este tipo de alteraciones.

Acércate a los expertos, ven a Orthodent. Solicita una cita de valoración hoy.



Categorías: Cirugía dental , Ortodoncia

Etiquetas: orthodent , ortodoncia , ortodoncista , cirugía maxilofacial , cirujano maxilofacial , cirugía dental , mandíbula , maxilofacial

Anterior Siguiente

Recibe noticias, promociones y lanzamiento de nuevos productos en tu correo.

Mándanos un whatsapp