¿Qué es la cirugía ortognática?


Dra. Liliana Esquivel

¿Qué es la cirugía ortognática?

La cirugía ortognática es una intervención quirúrgica que se encarga de corregir las deformidades dento craneomaxilo faciales. Se lleva a cabo por numerosos motivos: el principal es para mejorar el aspecto físico, para el tratamiento de las asimetrías de la cara, para tratar la apnea del sueño, y para resolver las alteraciones de la oclusión dental que no se pueden resolver sólo con ortodoncia.

La cirugía ortognática mantiene una estrecha relación con la ortodoncia. Así, la corrección de las deformidades dento craneomaxilofaciales es un trabajo siempre en equipo entre el ortodoncista y el cirujano maxilofacial.

La misión de la ortodoncia prequirúrgica es eliminar las compensaciones dentales existentes y proveer al cirujano una estructura estable y adecuada entre las arcadas superior e inferior para poder llevar a cabo los movimientos esqueléticos previstos. Por su parte, la ortodoncia postquirúrgica, es esencial para una adecuada oclusión.

Preparación


Aunque todas las etapas del proceso son importantes, la planificación y el protocolo en la preparación del paciente para el día de la cirugía pueden suponer la diferencia entre un caso de éxito y otro que no lo es.

El profesional encargado de programar esta fase, el responsable de que el paciente llegue en óptimas condiciones a dicha intervención, es el ortodoncista.

Esto se debe a que la planificación para la cirugía maxilofacial comienza con un tratamiento de ortodoncia de un año de duración. Dicho tratamiento ortodóncico tiene como objetivo llevar los dientes a una posición adecuada respecto a sus bases óseas.

Nota importante...

En este punto, conviene recordar las diferencias entre la ortodoncia y la cirugía ortognática. Mientras que la primera actúa sobre los dientes y tiene como objetivo corregir el apiñamiento y alinearlos, la segunda actúa sobre los huesos.

Por tanto, dicha operación maxilofacial tiene como objetivo mejorar la oclusión (mordida) de la boca y la armonía de un rostro con proporciones inadecuadas debido al crecimiento anormal de alguno de sus huesos.

Debido a que dichos huesos (maxilar superior y mandíbula) se han desarrollado de manera irregular, los dientes se han ido adaptando a ellos, por lo que no están bien alineados.

Por eso, cuando se realice la cirugía ortognática y el hueso se establezca en la posición y el tamaño correctos, los dientes no encajarán.

Es fundamental que el ortodoncista lleve a cabo un estudio facial minucioso,de esta manera se podrá conseguir que la persona que se somete a la cirugía bucal consiga una mejora funcional, de salud y estética.

Para realizar dicho análisis, el odontólogo se basará en un estudio radiológico así como en las fotografías y modelos de los dientes del paciente.

Una vez haya obtenido el mencionado material, se encargará de hacer las mediciones y cálculos oportunos, que presentará al cirujano maxilofacial el día de la cirugía.

Intervención quirúrgica

Este tipo de operación se realiza bajo anestesia general.

En ella, lo que hará el cirujano será actuar sobre el maxilar o la mandíbula, realizando cortes y movimientos en los huesos. Todo ello lo hará mediante incisiones intraorales para no dejar ninguna cicatriz visible.

Una vez que ha colocado dichos huesos maxilares en una posición y un tamaño armónicos, los fijará en el nuevo lugar mediante miniplacas y tornillos de titanio.

Cuidados después de la cirugía

La recuperación del paciente desde que termina la cirugía bucal hasta que puede llevar una vida relativamente normal dura aproximadamente un mes.

Si la persona ejerce una ocupación muy activa, que conlleva cierto riesgo o que requiere hablar mucho, necesitará un tiempo de recuperación mayor.

Las dos primeras semanas son las más complicadas. Sin embargo, sí presentan hinchazón facial y encuentran algunos inconvenientes en su rutina diaria:

  • Apenas pueden comer: solamente ingieren alimentos fríos mediante pajitas y jeringas
  • Necesitan llevar puestos unos elásticos durante todo el día
  • Tienen dificultades al respirar, por lo que no se pueden tumbar completamente
  • No hablan con normalidad

De todas las circunstancias anteriormente mencionadas dependerá, en gran medida, que el tratamiento y el consiguiente postoperatorio se hayan llevado a cabo de la mejor manera para tener los mejores resultados.

Categorías: restauraciones dentales , Cirugía dental

Etiquetas: cirugíadental , cirugía ortognática , maxilofacial , cirugía maxilofacial

Anterior Siguiente

Recibe noticias, promociones y lanzamiento de nuevos productos en tu correo.

Mándanos un whatsapp